Cuando nos sentimos más cómodos hablando con un robot

Generalmente, las preguntas que recibe una empresa en su servicio de atención al cliente se repiten de forma constante: el 80% de los usuarios tiene las mismas dudas.

En la actualidad, la gente tiende a hablar más con máquinas que con personas a la hora de resolver sus dudas más nimias. A todo el mundo le cuesta admitir que no sabe algo, pero esto es algo que no pasa cuando sabemos que es un robot el que está atendiendo nuestras consultas o dudas. En cambio, la conversación cara a cara se hace más difícil. Cuando hablamos con personas y cuanto más próxima es la comunicación, más difícil nos resulta admitir ciertas cosas.

Por esta razón las redes sociales han tenido tanto efecto, porque se pueden hacer comentarios en un foro de forma anónima y libremente. Pero ¿qué pasa si en el foro no está la respuesta que se busca o si el usuario está en una página web concreta? Es cuando se necesita acudir a un servicio de atención al cliente.

Según explica Rudy Bianco, presidente de Viclone, si el 80% de las preguntas que plantea un usuario son las mismas, para una empresa lo más rentable es implantar en su servicio de atención al cliente un chat inteligente. “Tras 10 años desarrollando asistentes virtuales, como el chat inteligente viCloning, hemos comprobado que supone un ahorro de costes de hasta un 22% y el usuario no tiene que esperar a que alguien le responda en un foro, no tiene que navegar sin rumbo buscando la información, ni tampoco tiene miedo de preguntar algo aunque pueda parecer una pregunta absurda”.




Fuente: http://diarioti.com/cuando-nos-sentimos-mas-comodos-hablando-con-un-robot/75235