La compra de la división de servidores de IBM por parte de Lenovo será formalizada el miércoles

La operación fue anunciada en enero pasado e implica que  Lenovo adquiere las divisiones de productos System x, BladeCenter y servidores blade y switches Flex System, sistemas integrados Flex basados en x86-based, servidores NeXtScale y iDataPlex con software asociado, como asimismo las operaciones de mantenimiento integrado.

IBM conservará sus mainframes System z, Power Systems, sistemas de almacenamiento, servidores Flex Power, PureApplication y aplicaciones PureData.

Lenovo transferirá a IBM un total de US$ 2,1 mil millones, de los cuales US$ 1,8 mil millones serán pagados en efectivo, y aproximadamente US$ 280 millones en acciones de Lenovo.

La transacción forma parte de la estrategia de IBM de cerrar sus divisiones menos rentables, con el fin de concentrarse en la nube, software y servicios.

Lenovo, por su parte, se convierte en la 3ª mayor empresa mundial del rubro servidores.

Cuando el acuerdo fue anunciado en enero, ambas empresas estipularon un valor de US$ 2,3 mil millones para la operación. El importe reducido en 200 millones de dólares anunciado hoy, de US$ 2,1 mil millones, se explica por cambios en el valor de inventario y por ingresos diferidos.

Ilustración: Kubais1 © Shutterstock.com