ZANO: Un mini-dron autónomo para las mejores selfies

El mercado de los drones se hace cada vez más grande, al igual que su lista de aplicaciones. Mientras que los usuarios y las organizaciones gubernamentales luchan a cada paso por su uso y regulación, aparecen más opciones tentadoras. Una de ellas es ZANO, un mini-dron compacto, con funciones autónomas, muy fácil de controlar, y equipado con una cámara de cinco megapíxeles para capturar los mejores ángulos.

En el año 2011, la Administración Federal de Aviación castigó a Raphael Pirker con una multa de diez mil dólares por usar un dron sobre el campus de la Universidad de Virginia. Es el mismo Raphael Pirker que logró sobrevolar la Estátua de la Libertad. Al parecer contó con el apoyo de las autoridades locales, pero la FAA ha adoptado una posición bastante dura (un juez anuló la multa, y la FAA apeló), en especial si los vuelos y los vídeos capturados tienen propósitos comerciales. Por supuesto, eso no ha detenido a la comunidad de entusiastas, y probablemente no lo haga. También debemos sumar la presión de algunas compañías (como Amazon) para que se apruebe de una vez el uso comercial de drones. Hasta entonces, creo que es relativamente seguro usar drones como esparcimiento y entretenimiento personal. La inversión inicial es más baja, y la industria responde con todo tipo de alternativas. Una de las más recientes, es ZANO.

 

ZANO es tan grande como un smartphone, y su función principal es la de colocar una lente en el aire para obtener imágenes y vídeo desde cualquier ubicación que se te ocurra. No importa si estás sentado con amigos, montado en una motocicleta, esquiando, escalando o corriendo, la idea es que ZANO flote cerca y no se pierda nada con su cámara. La resolución nativa del sensor es de cinco megapíxeles, y por cuestiones de ancho de banda, su vídeo está limitado a 720p, pero esto puede cambiar en el futuro. La batería (reemplazable) permite que el ZANO se mantenga en el aire durante diez o quince minutos dependiendo del clima, y su rango se ubica entre los quince y los treinta metros. La comunicación principal con el usuario es vía WiFi, sin embargo, sus creadores esperan incorporar soporte RF e infrarrojo para activar funciones de enjambre, y que múltiples ZANO se comuniquen entre sí.

ZANO ya ha obtenido las 125 mil libras esterlinas que buscaba en Kickstarter, y con 41 días por delante, el cielo es el límite. En estos instantes, el precio por cada unidad es de 139 libras (175 euros) e incluye un cable cargador, pero por menos de veinte euros extra la oferta se vuelve mucho más interesante, ya que incorpora una batería de repuesto, y una carcasa para el almacenamiento del dron. La compañía realiza envíos a todo el mundo, y las primeras entregas han sido programadas para junio de 2015.

The post ZANO: Un mini-dron autónomo para las mejores selfies appeared first on Neoteo.