Intel y Micron prometen SSDs con más de 10 terabytes

Las unidades de estado sólido más avanzadas del mercado ofrecen en promedio unos 512 gigabytes de capacidad. Este número tal vez sea suficiente para muchos usuarios, pero palidece frente a la densidad de los discos duros, que siguen acumulando terabytes con el paso de los años. En un intento por romper esa barrera artificial, Intel y Micron han decidido unir sus fuerzas en el desarrollo de tecnología NAND 3D, lo que dará lugar a celdas con una mayor densidad, y en el futuro, SSDs de 2.5 pulgadas con 10 terabytes en su interior.

Las ventajas de un SSD en lo que se refiere a velocidad son contundentes. Aún el peor de los SSDs puede ser tres o cuatro veces más rápido que un disco duro, y al momento de iniciar sistemas operativos o ejecutar aplicaciones, esa diferencia se hace notar. El problema principal de los SSDs es el mismo de siempre: Densidad. Los precios ayudan un poco más cada día, sin embargo, las mejores ofertas del mercado no pueden superar el medio terabyte de capacidad. Ahora, no es que las compañías se niegan a desarrollar SSDs más grandes, sino que es extremadamente complicado. Incrementar la capacidad de almacenamiento en una celda Flash sin alterar sus dimensiones físicas plantea múltiples dificultades si consideramos a los diseños cada vez más compactos de tablets y ordenadores.

Intel

10 terabytes. Si el precio es el adecuado…

 

Intel y Micron, dos verdaderos gigantes en el mercado de las unidades SSD, han establecido un acuerdo con el objetivo de acelerar el desarrollo de nuevos chips que incorporan tecnología NAND 3D. Los avances permitirán la creación de celdas con 32 capas y 256 gigabits en modo MLC, o 384 gigabits en modo TLC. A modo de comparación, las celdas actuales se ubican en 128 gigabits, por lo tanto, esta tecnología logrará duplicar como mínimo la capacidad. Micron e Intel indicaron que con el volumen disponible en un disco de 2.5 pulgadas, la nuevas memorias NAND 3D podrían dar paso a SSDs con 10 terabytes de almacenamiento, y en el caso de unidades para Ultrabooks u otros sistemas compactos, la capacidad sería de 3.5 terabytes.

Por supuesto, esto instala grandes dudas sobre el precio final de los SSDs. Aún con un precio extraordinario de diez centavos de dólar por gigabyte, un SSD de 10 TB demandaría una inversión de mil dólares. Será necesario esperar para confirmarlo: Los primeros productos llegarán a las estanterías durante los primeros meses de 2016.

The post Intel y Micron prometen SSDs con más de 10 terabytes appeared first on Neoteo.